Conflicto eólico en Euskadi: la movilización ciudadana de Aramaio contra el parque eólico Itsaraz es un éxito y avala el trabajo de la plataforma Aramaixo Bizirik y la corporación municipal frente al proyecto de Statkraft

Rueda de prensa celebrada a las puertas del Ayuntamiento de Aramaio / Amaraixo Bizirik

7.2.2023

Durante los meses de diciembre y enero se recogieron en la localidad más de 600 firmas de residentes rechazando el desarrollo de los planes de la multinacional noruega, lo que en la práctica significa que una amplia mayoría de la población local se ha sumado a la moción presentada por el Ayuntamiento en este sentido.

Fuentes de la plataforma Aramaixo Bizirik han mostrado su satisfacción por el respaldo recibido de la ciudadanía y agradeciendo el compromiso social de todas y todos los participantes en la iniciativa, que supone un espaldarazo a la lucha contra el proyecto de Statkraft y su filial Krean, a los que piden que suspendan la ejecución del proyecto.

El colectivo considera injustificable que desde la Administración del Gobierno Vasco se le imponga a "un pequeño pueblo" como Aramaio un polígono industrial de grandes proporciones destrozando una zona de alta sensibilidad ambiental "en nombre de la sostenibilidad".

Aramaixo Bizirik valora que la transformación ecosocial que se derive de la transición energética requiere de un modelo distinto que deje de lado el crecimiento infinito. En contraste, afirman, "deberíamos trasladar al centro del debate temas como la soberanía alimentaria y darle la importancia necesaria a la conservación de la biodiversidad"

"Aramaio dispone de recursos y oportunidades suficientes para desarrollar nuestro propio proyecto energético. Tenemos mucho trabajo que hacer y nos comprometemos a abordar con responsabilidad este tema y en todo caso trabajaremos por proyectos adaptados a nuestro municipio", justifican, recordando que, además, "la custodia y protección de los montes corresponde a toda la sociedad".

Por su parte Asier Aguirre, alcalde de Aramaio (EH Bildu) ha recordado que "los ciudadanos de Aramaio no quieren este macroproyecto en sus montañas" y que el plan de Statkraft carece de licencia social pues "no tiene absolutamente ningún apoyo" de la ciudadanía. "Apostamos por una transición energética diferente", ha recordado, insistiendo en que el municipio dispone de "recursos y oportunidades suficientes" para desarrollar proyectos energéticos a escala local que sí supongan un beneficio para la población.