Oro No denuncia que el proyecto minero de Salave supone una amenaza para el empleo consolidado en sectores tradicionales del occidente asturiano

El proyecto de la mina de oro de Salave supone una amenaza para el paisaje y actividades tradicionales en el occidente asturiano como agricultura, ganadería, pesca y turismo.

13.1.2022

La plataforma vecinal de Tapia de Casariego considera falso el argumento laboral de Black Dragon Gold y otras entidades afines "con claros intereses y lazos económicos" en el plan extractivo de la minera australiana.

Para el colectivo asturiano, entidades como el Colegio de Ingenieros de Minas o la Confederación de Empresarios son organizaciones que "lanzan sus discursos desde sus despachos en la ciudad sin conocer ni preocuparse de conocer la problemática ni la dinámica socioeconómica real de la zona", algo que valoran como de "absoluta falta de respeto y consideración" hacia los colectivos afectados al apelar "una y otra vez" al falso argumento de la creación de puestos de trabajo en un proyecto planteado a largo plazo.

En contraste -denuncia la entidad- "nunca hablan de los empleos y el tejido económico sostenible que serían dañados y destruidos" con propuestas que "de verdad" sirvan para "mejorar y evolucionar" el occidente asturiano sino que "se limitan a apostar por este proyecto tan devastador por sus exclusivos intereses". Por otra parte "tampoco salen a proponer mejoras en infraestructuras, ni son capaces de poner en valor hitos como los sellos ecológicos internacionales de algunas de nuestras pesquerías ni otras propuestas de valor serias y de largo plazo" -justifica la entidad"

Por estos motivos, la plataforma manifiesta su intención de insistir "las veces que haga falta", dado que, aparte de "los costes medioambientales evidentes e inasumibles" el proyecto de la mina de oro de Salave podría suponer "un golpe definitivo" al empleo en actividades económicas tradicionales como agricultura, ganadería, pesca y turismo del que viven miles de familias "que por razones puramente interesadas resultan invisibles a estas entidades y algunos políticos".